Mellyid Salomón

Aunque toda la planificación tienda a convertirse en una carrera maratoniana, hay momentos que van a disfrutar mucho. El gran día lleva muchos preparativos y una carga de ansiedad importante, desde el traje y el vestido de novia, hasta los detalles más sencillos como la imagen de la torta de bodas, las flores y los souvenirs de casamiento. Sin embargo, también es un tiempo de magia y hechizos. 10 momentos para disfrutar.

1. Comenzar a investigar

Cuando la novia, sobre todo, comienza a explorar sobre tendencias nupciales, estilos de boda, vestidos de novia con encaje o webs de casamientos para inspirarse, todas las emociones se ponen a flor de piel y, aunque se emprende un largo camino, es bueno armarse de paciencia y tratar de disfrutar el paso a paso, ya que será un único casamiento en la vida y ese gran día les pertenecerá.

2. Definir el estilo de boda

Look Out Productora

Con tanta información en la web, hoy en día es más fácil encontrar un estilo de boda que les encante desde el minuto cero. La personalización de la boda se basa en sus propios estilos personales, por lo que no será tan difícil pero tampoco tan fácil por la cantidad de opciones. Con un eje orientador, seguramente el momento de descubrir el enfoque que los defina será un tiempo de felicidad y tranquilidad porque ya sabrán por dónde encaminarse.

3. Definir las locaciones y el menú

Áquila Fotografía

Sin dudas, ultimar los detalles de las locaciones o definir el menú son procesos que llevan algo de ansiedad pero también se disfrutan mucho. Cuando vayan a visitar los espacios para celebrar o pasen por las pruebas del menú, van a poder imaginarse cómo será ese día en ese hermoso lugar. Por otro lado, las pruebas de menú tienden a ser divertidas e inspiradoras.

4. Encontrar el look de novios

Bustamante Ventimiglia

Ambos van a buscar el estilo que los complemente. Cada uno por su lado disfrutará de ese tiempo, quizá la novia le dedique mayores energías por naturaleza, pero ambos irán comentando y resolviendo por cuál estilo decantarse. Aunque los nervios también se pongan en el camino, el momento en que se descubran elegantes, sobrios, clásicos o románticos frente al espejo será un instante de felicidad.

5. Prueba del vestido

Pogo Eventos

Luego de tantas pruebas y definiciones, los arreglos del vestido de novia sencillo hacen que la prenda te caiga como un guante. Te verás radiante y será uno de los momentos más bellos de la planificación del casamiento. También se suman la sesión de maquillaje y el peinado semirecogido que definen tu look de novia frente al espejo.

6. Soy mi propia wedding planner

Mati Sacconi Fotografias

Las novias que investigan sobre bodas y comienzan a planear su propio casamiento pueden sentirse muy felices y consagradas a cada paso de la organización. Comparten sus conocimientos nuevos y trucos adquiridos sobre el universo de las bodas en sus redes sociales e integran herramientas tecnológicas. De esta forma disfrutan de personalizar el casamiento, la ceremonia y cada detalle nupcial.

7. Celebrar con los amigos

Maru Cignoli Fotógrafa

La organización de la boda es un excusa valedera para pedir ayuda a los amigos pero también para reunirse y festejar los nuevos tiempos que se acercan. Las emociones y los abrazos abundan para celebrar la unión de los futuros esposos. Es una época de reuniones familiares, de participar a los más cercanos y a los que no ven tan seguido, de escuchar ideas para celebrar. De seguro, será una temporada de muchas alegrías y reencuentros.

8. El lado creativo

Paula Rod

Los novios también pueden disfrutar de momentos creativos, sobre todo aquellos novios o novias que tengan un gusto especial por los objetos DIY y quieran embarcarse en algún proyecto para el casamiento, como pueden ser las ideas para souvenirs de casamiento, los centros de mesa o las invitaciones de boda. Sin entrar en una carrera olímpica, pueden disfrutar de este lado creativo y divertirse juntos o con amigos.

9. Dejarse consentir

Look Out Productora

La organización de la boda también acarrea mucho estrés. Por eso es tan importante ponerles límites a los nervios y dejarse ayudar y consentir. Durante la planificación también son importantes los momentos de recreo o intimidad en pareja o solos para desenchufarse de tantos esfuerzos. Una escapada, un paseo para desconectarse, clases de yoga, un masaje

10. Los recuerdos

Duo Creative Studio

Con tantos preparativos, tal vez se vayan topando con objetos que le recuerden situaciones vividas, momentos felices en pareja. Alguna escapada, fotos espontáneas, souvenirs originales de lugares que conocieron, tarjetas de cumpleaños o aniversarios, todo puede traer a la memoria los tiempos de encuentros y conocimiento mutuo que en esas circunstancias afianzan el amor y la futura boda.

Una vez que entregaron los souvenirs y repartieron la torta de casamiento sencilla, comienzan a transitar un nuevo camino en común. Ahora ya están listas las tarjetas de casamiento y ¡comienza la cuenta regresiva!