Quienes piensen que solo elegir el vestido de novia es tarea compleja, están equivocados. ¡Elegir un vestido de fiesta como invitada también lo es! Si dentro de poco te toca decidir qué ponerte para asistir a una boda, y los colores son lo tuyo, llegaste al artículo correcto, pues no solo pensamos en los vestidos de novia 2020, sino también en cómo ayudar a las amigas de la protagonista. Una galería completa con diversos modelos y consejos para saber cuál elegir.

Para la noche

Que un festejo de casamiento sea a la noche no te impide usar colores, todo lo contrario. Las nuevas tendencias han sumado una gran gama de color vibrantes, que pueden ir desde un violeta uva hasta un amarillo vibrante. Ya sea en un vestido de fiesta corto o largo, lo importante son los detalles: los brillos, las piedras, las lentejuelas, los detalles en dorado o plateado son indicadores de que el outfit puede usarse de noche. ¡Anímate a salir del negro!

Para el día

Las bodas durante el día son el mejor momento para poder lucir una gran amplia variedad de vestidos de fiesta elegantes, pero aún así cómodos y frescos para el mediodía. En este grupo de vestidos de colores, podés encontrar amarillos, lilas, rojos, naranjas, bordeaux, nudes…. todo lo que te guste y sientas que te va cómodo, combinará a la perfección. Además, las bodas al mediodía son la mejor ocasión para lucirse con vestidos de fiesta 2020 estampados: flores, arabescos, animales, plantas… las posibilidades son infinitas.

Tener en cuenta la estación del año

Un factor más que importante para elegir el color de un vestido es la estación del año en que estés invitada a festejar la boda. Para casamientos en invierno todavía podés usar colores, aunque preferiblemente debas optar por un vestido de fiesta largo o con mangas. Los tonos más usados: esmeraldas, violetas, azules.

En el caso de que la temperatura sea más amigable, es decir primavera o verano, te podés jugar con opciones mucho más osadas: colores cálidos, como naranjas, duraznos, salmón, o rouge; colores pasteles como amarillos, lilas o celestes, y podés jugar con estilos más osados o vestidos de fiesta sencillos.

Combinar con el estilo de tu vestido

Otro factor importante a la hora de elegir el color de tu vestido de fiesta es el estilo, dado que no todos combinan. Por ejemplo, si usarás un vestido de fiesta sencillo, con un corte simple y sin volumen, un estampado puede ser tu mejor aliado, y podés darle rienda suelta a tu imaginación y deseos, jugando con los más osados estampados.

En cambio, si preferís un vestido corto, ajustado y sexy, sería conveniente que sea monocromático, en especial si será un género que tenga un entramado más complejo, como lo pueden ser las lentejuelas brillantes. Lo esencial es que lo pruebes en tu cuerpo y te estilice y no se vea poco natural en vos. Siempre recordá que más allá del color o del tipo de vestido, debés sentirte cómoda y poder moverte con facilidad (¡en especial si vas a bailar mucho!).

Ser invitada a un casamiento es siempre una buena noticia, en especial porque dan ganas de lucir con tus mejores ropas. Ya sea que uses un vestido de fiesta corto 2020, uno largo o un look con pantalón, ponerle un poco de color es muestra de mucha personalidad y originalidad. Animate a salir de tu zona de confort, inspírate en alguno de los modelos de esta galería y disfrutá mucho de acompañar a tus amigos o familia en una noche tan especial.