El vestido de novia blanco es símbolo absoluto de una boda. Sin dudas marca el tono romántico que lleva la prenda con larga historia. Sin embargo, en la actualidad las novias rompen algunas tradiciones, como la del vestido o la torta de casamiento de blanco puro, y eligen diseños de color o con estampados, de acuerdo con su personalidad. Se trata de un estilo más distendido, acompañado de un peinado semirecogido y ramo de novia al tono. Descubrí esta galería de vestidos increíbles.

1. Diferentes tonos de blanco

Desde que la reina Victoria impuso la moda bridal con su vestido y peinado recogido, el blanco es el color más elegido para confeccionar vestidos de novia. Lleva un aura de pureza y nostalgia romántica que no pierde representación y poder en ninguna época. Los diferentes tonos de blanco muestran las posibilidades que representan en materia de color, ya que no todos los blancos son iguales. Desde el clásico blanco puro, pasando por el natural, el marfil, el champagne, hasta el blanco roto, hay muchas variantes e intensidades para elegir que el irá mejor.

2. Sorprender con un vestido estampado

Para muchas novias el blanco irá muy bien, pero quizá para otras, el blanco no refleja del todo sus intenciones. Si quieren sorprender, entonces los vestidos de novia 2021 estampados no ponen límites a los diseños. Hoy en día, los creativos incluyen modelos estampados y bordados de flores o apliques en sus colecciones para dar color a una moda inmaculada.

3. Inspiración en la naturaleza

Los vestidos de novia sencillos de gasa y seda con estampados de flores bien podrían inspirarse en la naturaleza, perfectos para bodas al aire libre, magnificando el sentido de compartir un gran día entre los seres queridos. Las flores ponen de relieve el amor por la naturaleza y el estilo más campestre. La frescura de las novias se potencia con maquillaje de efecto natural.

4. Sutileza artesanal

El encanto y la exquisitez de los vestidos de novia estampados se notan en los trabajos artesanales, que los convierten en diseños únicos. Los motivos florales se esparcen por el vestido a modo de lluvia de flores o caen por el frente o la parte trasera de la falda; otros diseños solo cubren el escote o incluyen una torera ceñida estampada sobre un vestido blanco. Las flores de guipur, bordadas a mano, conforman un sutil hechizo en vestidos de novia con encaje.

5. Dibujos geométricos

Los motivos geométricos con representaciones de la naturaleza dejan entrever un estilo vinculado con el art déco. El romance se conjuga con el glamur de los años 20, en modelos más entallados o vestidos de corte en A. Esta elección remite a una boda vintage, con matices de diseño industrial. El art déco les permite crear una decoración con profusión de adornos y objetos.

6. Brillo y glamur

Si se trata de una boda nocturna, el brillo de lentejuelas, cuentas plateadas o motivos dorados se suman a los diseños de estampados de vestidos de novia. Estos modelos son perfectos para bodas urbanas, en salones de lujo, terrazas o pisos altos. Son bodas elegantes con una clara predilección por la ciudad y el estilo industrial chic.

7. Accesorios

Los vestidos de novia en colores pastel o con estampados salpicados combinan con joyas de oro rosa o platino. En cuanto a los vestidos con brillo, no serán tan necesarias las joyas porque el vestido ya tiene su luz propia. El bouquet llevará algunas flores en las tonalidades de los estampados. Por último, sandalias para completar un look inusual pero magnífico.

Los estampados conceden un estilo más distendido que inspira a las novias. Completá tu look de novia de verano con un tocado sencillo para peinados de novia y sandalias nude o rosa empolvado. Explorá entre los peinados recogidos con trenzas para lucir un estilismo fresco y romántico.