Fotopía

Te será muy fácil recordar la entrada al altar con tu precioso vestido de novia cuando recuerdes el día del casamiento. Está claro que nunca vas a olvidar las risas de tus invitados al recibir sus souvenirs de casamiento divertidos y la emoción que sentiste al enviar las tarjetas de casamiento a todos ellos. La mejor manera para revivir esos recuerdos inolvidables es celebrar el aniversario del casamiento con un significativo regalo acorde al material del aniversario. Te damos ideas para que le hagas a tu pareja un regalo bien especial.

El primer año: Bodas de papel

El aniversario del primer año es el que más entusiasma a las parejas. Por eso, es el momento perfecto para dar rienda suelta a tus sentimientos con palabras y redactar una carta especial para tu pareja. Podés reutilizar algunas de las frases para tarjetas de casamiento que pusiste en las invitaciones. Junto a la carta, podés fabricar tu propio origami de papel y obsequiarle, además, unas entradas al teatro o al recital de su grupo o cantante favorito.

El segundo año: Bodas de algodón

Regalale a tu pareja una camisa, un vestido o un traje de algodón para conmemorar los dos años de casados. Si les gusta la idea de compartir una tarde de compras, entonces ¡ya tienen plan!

El tercer año: Bodas de cuero

Un monedero, una cartera, un cinturón o unas botas para combinar con alguno de tus vestidos de fiesta cortos son algunos de los tantos objetos de cuero con los que podés sorprender a tu pareja. Además, podrás grabar en ellos una palabra o frase significativa para hacer este regalo aún más especial.

El cuarto año: Bodas de seda

¿Qué tal una cena romántica a la luz de las velas? Decorá la mesa con mantel y servilletas de seda. Si deciden ir a ese restaurante especial que tanto les gusta, recuerden avisarle al encargado para que preparen todos los detalles.

El quinto año: Bodas de madera

Nada como hacer honor a la madera con una escapada a una casa de campo o quinta con chimenea o con una romántica estadía en un lindo camping, rodeados de un entorno natural y silvestre. Regalale, además, una cajita de madera que tenga una hermosa joya dentro. ¡Le va a encantar!

Alto San Pedro

El sexto año: Bodas de hierro

El año del hierro simboliza fortaleza y duración. Regalale a tu pareja un lindo reloj para que el tiempo del amor perdure por siempre.

El séptimo año: Bodas de lana

¿Cómo te ves tejiendo? Nada como una mantita o una bufanda de lana para tu pareja. Una creación propia con este material, tan calentito y confortable, será el regalo perfecto para tu pareja. Y si tejer no es lo tuyo, siempre lo puede hacer un profesional. Eso sí, bajo tus indicaciones.

El octavo año: Bodas de bronce

Un material tan resistente como la propia relación. El bronce es ideal para regalar unos gemelos, unas joyas o complementos para adornar y lucir en tus peinados recogidos.

El noveno año: Bodas de barro

Un aniversario ideal para mimarse. Hay muchos centros de spa que ofrecen tratamientos de belleza con barro. Un plan perfecto con el que conseguirán estar súper relajados y, además, tener una piel suave y nutrida, gracias a todos los beneficios del fango. Tomá nota de este tratamiento para antes del casamiento. Lucirás una piel radiante.

El décimo año: Bodas de aluminio

El décimo aniversario es merecedor de un buen regalo. ¿Qué te parece un viaje al extranjero o hacer una fiesta donde el color plateado sea el protagonista? Tanto los complementos (aros, anillos, cadenas, pulseras) como objetos (lapicera personalizada o un encendedor grabado) son perfectos en color plata para simbolizar el aluminio.

Sabemos que aún falta tiempo para pensar en los regalos de aniversario, pero es importante que seas detallista con tu pareja para que recuerden juntos. Si todavía estás pendiente de encontrar los souvenirs originales, que tanto estás buscando, o de enviar las invitaciones de boda a tus familiares y amigos: ¡ponete manos a la obra, que no hay tiempo que perder!