Victoria Cuomo

Sin lugar a dudas, una boda conlleva un cierto presupuesto. Y aunque uno se atenga a los gastos pactados, a veces las cosas se pueden salir de control. O simplemente sientan que para un gran casamiento haga falta una abultada billetera. Lo cierto es que se puede ahorrar en casi todo: desde el vestido de novia, pasando por las invitaciones de boda y hasta en los souvenirs de casamiento. Si todavía no saben cómo, no se pierdan estos consejos.

Alquilar en temporada baja o con mucha anticipación

Pablo Vega Caro

Durante primavera y verano suelen tener lugar la mayor cantidad de bodas. Por eso, es lógico que los alquileres sean más caros durante esa época. Para lograr esquivar ese obstáculo, pueden plantearse la boda en temporada baja o durante un día de semana. Puede que eso les genere más dificultades a sus invitados, pero si les avisan con anticipación seguro podrán arreglar su agenda para poder asistir. Por otra parte, algunos salones disminuyen los costos si se congela el precio por lo menos un año antes.

Alquilar los vestuarios de los novios

David Ferreyra Fotografía

No es obligatorio que usen prendas nuevas en el día de la boda. Tranquilamente se puede optar por el alquiler de vestidos de novia o de trajes para el novio. Las casas que brindan este servicio cuentan con prácticamente todos los modelos, por lo que no te tenés que angustiar por si habías soñado con un vestido de novia corto. Seguramente lo conseguirás. Otra opción potable es comprar tu vestido de novia en Once, donde ofrecen modelos más económicos.

Hacer sus propios souvenirs

Saturno 909

Si les gustan las manualidades, es momento de demostrarlo. El estilo DIY llegó para quedarse y lo usan prácticamente en todas las bodas. Podés reciclar desde botellas hasta latas, o papeles de colores para decorar. En nuestro portal encontrarás artículos que te guiarán más en este aspecto, y te ayudarán a reducir costos.

Elegir temáticas sencillas

Ou Clock

Llevar adelante un estilo elegante puede resultar mucho más costoso que elegir una temática rústica, por ejemplo. Sean flexibles en ese aspecto, y sobre todo, realistas de acuerdo a sus posibilidades. Cada estilo tiene un gran potencial que se puede aprovechar eligiendo los detalles que mejor reflejen su personalidad.

Invitaciones pagadas por los invitados

Solo tu idea

Es algo que se viene estilando en muchos casamientos. Para poder ahorrar en gastos de comida, se les pide a sus invitados, especialmente a los amigos, que sean ellos quienes abonen su entrada. De esa manera, pueden revertir un gran gasto, y pueden destinar ese dinero, por ejemplo, a la bebida. ¿Cómo avisarles? Pueden incluir alguna frase explicándolo en sus tarjetas de casamiento originales.

Contar con tarjetas virtuales

Moving Note

Otra de las tendencias que viene ganando terreno es el uso de modelos de tarjetas de casamiento virtuales. No es necesario incurrir en gastos de papelería si pueden enviar las invitaciones a través de redes sociales o a través de mensajería instantánea. Si se animan, pueden ir más lejos y crear un evento, para que los invitados confirmen su presencia. ¡Súper moderno y ahorrativo!

Contar con un fondo común

Max Galain Fotografía

Si realmente se les hace imposible llegar a cubrir todos los gastos que genera una boda, pueden pedir a sus padres o a algún familiar muy cercano si es que quieren colaborar con algo de dinero. No es necesario que les den el cheque directamente, pueden comprar ellos mismos la torta de casamiento sencilla o ayudarlos a pagar los gastos del catering.

Encargarse ustedes de todos los detalles

Facundo Marolda Fotografía

Si bien contratar una wedding planner no significa concretamente un lujo, es un gasto considerable que, llegado el caso, se pueden ahorrar. Para evitar sentirse demasiado agobiados con todas las tareas que requiere organizar una boda, armen una agenda y dividan las tareas que tiene que cubrir cada uno. Sólo funcionando como equipo lograrán llegar a tiempo con una boda bien gestionada y, por supuesto, económica.

No es necesario desesperarse ni sentirse desahuciados por tener poco presupuesto para la boda. Como verán, son muchas las opciones que les permitirán tener un ahorro considerable, y aun así conseguir una gran boda, con la torta de casamiento que soñaron o con ese peinado de novia que viste en una revista y te enamoró. Si siguen estos tips, se aseguran una boda llena de amor, que al fin de cuentas es lo que realmente importa.